domingo, 1 de junio de 2014

LA LUZ INTERIOR ES LA PRESENCIA DIVINA EN TI




Mayo, empezó siendo un mes idóneo para estar relajados, un mes de revisión y de integrar todos los dones que a base de duros procesos de limpieza y purificación hemos ido descubriendo y activando.
Las oportunidades de experimentar lo que es vivir desde la pureza del amor de Dios, han ido en aumento cada día, en un planeta que ha cambiado su frecuencia vibratoria para establecer el "modo AMOR" como único programa compatible.  Gracias al crecimiento vertiginoso de la energía del corazón, también se va acrecentado en nosotros una luz que siempre ha estado encendida , y que SIEMPRE y sin buscarlo, ha ido guiando nuestro camino de vuelta al hogar …….. es nuestra "luz Interior".
Esta es la luz que representa la presencia de Dios (Padre) en ti, en mi …. y siempre se ha mantenido viva en forma de chispa mientras hemos estado dormidos. 

La luz interior, solo ilumina en una dirección….


 Junio - Iluminar los espacios que aun están en la oscuridad. 

Después del gran tornado que significó el mes de Abril (todavía quedan los escombros por ahí), Mayo fue muy relajado, y tanto, que lo que quedó en el aire con el "tornado"(abril), siguió suspendido y pendiente de poner en su lugar.....en otras palabras, la casa sin hacer.

Entramos de nuevo en aguas turbulentas, en aguas desconocidas ..... toca de nuevo desprenderse de apegos, de lo que pesa y no te deja avanzar. En verdad, todo lo que nos distrae en el camino, no es mas que una carga voluntaria, SI, nuestra propia insistencia egoica a no soltar situaciones, personas, pensamientos…..sin los cuales creemos que el siguiente tramo no tendrá sentido y…..nada mas lejos de la realidad. Si ya pesa, te lo tienes que quitar de encima. Nadie puede nadar en aguas turbulentas con una mochila pesada encima. 

La voz en off que siempre me acompaña ha "repetido" estas palabras :

 "Todo lo que tenga que estar, estará allí, al otro lado, esperándote….. lo demás déjalo ir.  Solo continúa el camino que ilumina tu luz interior,  yendo de la mano de Dios….ahora todo se irá despejando y tu visión se irá haciendo mas clara".

Nadie ha dicho nunca que el camino del despertar sea fácil, pero si que debemos tener claro, que siempre tenemos un guía en quien confiar que es el Espíritu Santo, al que, en los momentos que se nos escapen de nuestra comprensión, solo nos tenemos que rendir a su guía. Al final es mas fácil de lo que parecía.
El ciclo que nos ha tocado cerrar, ya se ha quedado a oscuras (esa fiesta se ha acabado), por lo que no tiene sentido que nos sigamos aferrando a ello, la luz está iluminando otro lado, síguela. 

Si al despertar cada mañana lo hacemos con la luz del sol, despertar a la verdad (nuestra conciencia) también depende de una luz……. un regalo divino siempre visible….



"La luz interior, es la luz de Dios en ti, y solo se acrecienta con tu propia decisión y voluntad". 


Ahora , todo se empieza a colocar de nuevo en su lugar, pero no en los lugares de antes sino en sus nuevas ubicaciones con vibración resonante, y se va despejando la mente y el corazón para que el resplandor de la luz interna crezca en ti. ¿Quien se podrá perder ahora? 
Una vez que RECUERDAS y te haces consciente de que siempre esa luz ha estado ahí, la sientes y la ves de manera que no buscarás un guía fuera de ti. El guía ES y ESTÁ en ti desde y para siempre.

Cuantas veces a lo largo de la vida nos hemos encontrado con personas que transmiten mucha paz, armonía…..y que reflejan en sus ojos una mirada limpia y brillante que se queda en la memoria como una experiencia muy agradable ?. 

Son quienes irradian su luz interna y debemos entender que todos somos capaces de irradiar esa gran luz, una luz que nace del amor y la comprensión de la Unidad; una luz que es la presencia viva de nuestro creador encerrada en un cuerpo, dándole el poder de la creación.

El mundo, está esperando nuestra manifestación de amor, nuestra mirada limpia, nuestra luz que de sentido a una nueva era que es la era de la LUZ, y esa luz la llevamos cada uno de nosotros. 

Es la antorcha que ilumina el camino de vuelta al hogar, es la mirada de amor que no sabe ver errores sino inocencia; que ve la belleza allí donde va pues refleja en el mundo su propia realidad.

No somos parte de algo, mas bien somos seres completos. Cada uno es la totalidad desde la perfecta Unidad con Dios, y el testigo está en nuestra forma de irradiar y compartir esa luz que habita en cada ser. 



Sería un gran avance, que cada Ser se hiciera consciente de este gran regalo de Dios para cada uno de sus hijos, ese don que vive y trabaja silenciosamente desde el interior, que es símbolo de gran amor incondicional. 


Recuerda que el mundo que ves es el reflejo de lo que hay en ti, por lo tanto, mientras mas luz des el mundo, mas luz te volverá a ti.

Dios en mi.

Bendiciones de luz…..

Maria J.
despiertadesdeelcorazon.blogspot.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.