martes, 18 de octubre de 2011

Manifestar en un Nuevo Mundo (por Aluna Joy Yaxk'in)



13 de Septiembre de 2011 ~ a 33.000 metros de altura y en camino a Perú

Durante décadas, hemos estado despertando por etapas.... descargas u oleadas de energía que nos sacuden de nuestro sueño. Recordamos cuando llegamos a momentos “ajá” cruciales, cuando la vida cambió para nunca volver a su forma anterior. Crecemos a través de muchos de estos momentos. También hemos notado que estas descargas, u oleadas, están viniendo más seguido a una mayor velocidad.
Desde el momento en que nacimos, hemos trabajado para despertar. Fue una época de auto-realización, y una acumulación de toda una era llena de muchas vidas pasadas. Tomamos conciencia de verdades universales y de ilusiones globales en masa en el colectivo. Empezamos a entender quiénes somos realmente, no sólo como seres humanos, sino como un alma divina y espíritu.
A mediados de los 80s, nos sumergimos de golpe en la energía acelerada, haciendo que sea posible aprender a una híper velocidad. Las personas que nacieron en los 80s o más adelante tienen una escasez de lecciones de vida emocionales y líneas de tiempo históricas. Esto ha creado un desafío para encontrar un hogar en este mundo rápidamente cambiante. Así, la conciencia de los Niños Índigo llegó a nuestra conciencia. Muchos “índigos”, que nacieron mucho antes, en los años 40s–70s, tuvieron una línea de tiempo más larga para prepararse y aprender, pero no se los reconocía como “índigos” ya que el mundo aún no estaba lo suficientemente despierto para reconocerlos.
Desde el 2008 hasta el momento actual, hemos ido descubriendo que estamos experimentando una creciente pérdida de interés en el mundo material y un mayor deseo de una comunidad de mentalidad afín. Empezamos a sentir acumularse la presión para crear algo nuevo, pero no sabemos lo que es. El mundo está empezando a sentirse como un ámbito de “ya he estado allí y ya he hecho eso”. A veces, sentimos que nuestras vidas son como la película “El Día de la Marmota” (“Atrapados en el Tiempo”). La esencia que ha seguido siendo muy importante para nosotros es nuestra comunidad de familia afín. Profundas conexiones con nuestra familia álmica es lo único que ahora mantiene nuestro interés. Estamos cuestionando todo lo que se nos ha enseñado y hemos experimentado. La realidad está cambiando ante nuestros ojos.
También estamos sintiendo una gran necesidad de libertad. Queremos ser liberados.... libres de restricciones físicas, mentales o emocionales de cualquier tipo. Esto ha creado una gran migración hacia destinos desconocidos.... física, emocional y espiritualmente. Hemos tenido el valor de cortar las cuerdas de lo que hemos conocido, sin saber dónde vamos a aterrizar después. Ésta es una re-calibración masiva. Hemos aprendido a confiar en nuestro corazón en lugar de nuestra ruidosa mente controladora. Estamos eligiendo el amor en lugar del miedo. Paso a paso, con cada elección que hacemos desde el amor, transformamos la energía mal calificada del in-consciente colectivo. Se empieza a morir de hambre hasta que desaparece.
Para el equinoccio de marzo del 2011, las cosas realmente comenzaron a caldearse puesto que empezamos a pasar a la neutralidad divina y a un profundo estado de ‘ser testigos’. Elegimos permanecer en este mundo en servicio, pero ya no ser del mundo nunca más. Esto nos está dejando un poco confundidos. No sabemos qué hacer ahora, ya que estamos casi completamente desapegados de todas las cosas que nos han anclado aquí. Debido a este desprendimiento, nos embarcamos en una búsqueda divina. Queremos encontrar un lugar donde anclarnos, como es nuestra naturaleza básica hacer. Podemos sentir que algo se avecina en el futuro cercano para nosotros, pero no podemos verlo, entenderlo ni descubrirlo. Pero está claro.... en lo más profundo de nuestro ser, estamos empezando a sentir un nuevo mundo nacer. Al pasar por el solsticio de junio y el pasaje de eclipses del 2011, las cosas dieron otro ENORME salto hacia la energía de este nuevo mundo. Ahora ya no hay vuelta atrás. El nuevo destino va a llegar.
En este momento en el tiempo, esta neutralidad divina actúa como una forma de mantenernos flotando por encima de un mundo cambiante por un corto tiempo transicional. Somos como aviones sin pista para aterrizar. Estamos en un compás de espera. Una vez que el mundo haya llegado a salvo más allá del punto de inflexión, vamos a poder implementar las opciones que hemos imaginado. El nuevo mundo empezará a manifestarse rápidamente, y va a SER lo que nosotros hagamos de él.
Mientras tanto, impulsados por nuestra impaciencia, seguimos excavando en nuestros corazones y nos preguntamos “¿Qué queremos?”, porque estamos acostumbrados a manifestar de una manera en particular. El Día de la Marmota se está convirtiendo en un episodio viejo y cansado, y nos estamos hartando del compás de espera. Así que tratamos de empujar para romper los bloqueos que sentimos. ¿Podría ser que esta frustrante sensación del Día de la Marmota signifique que estamos empezando a vivir dentro de las primeras etapas de un nuevo mundo? ¿Podría esto significar que las leyes de la naturaleza que regulan la manifestación han pasado a una nueva dimensión?
PD: Un recordatorio..... Los Ancianos de las Estrellas han dicho por años que todas las reglas de la naturaleza que mantienen unida a nuestra dimensión cambiarían durante el cambio de las edades. Ellos también han dicho una y otra vez que no va a ser lo que pensamos que será, y que el nuevo mundo llegará con grandes sorpresas.
La forma en que hemos discernido la verdad es mediante nuestros centros de los sentimientos. Pero este centro ya se ha desplazado hacia el nuevo futuro. Debido a esto, nos resulta difícil estar tan claros como solíamos estar.... al menos por ahora. Nos hace sentir un poco de fobia con los compromisos e inseguros en casi todas las áreas de nuestras vidas. Nos resulta difícil comprometernos incluso en las pequeñas decisiones de la vida sin esa persistente sensación de que algo no está bien. La vieja y familiar claridad del corazón que buscamos ya no está allí. Parece que nuestro centro se ha trasladado a otra parte. Así como el mundo está cambiando bajo nuestros pies, nuestros corazones han cambiado también. Nuestro corazón, nuestra esencia, nuestra base, nuestro punto de referencia, etc... se ha trasladado a un nivel más evolucionado, más profundo y más puro. Este nivel no se trata del yo individual, sino que está basado en todo el colectivo..... el UNO. Un nuevo corazón se está actualizando para todos los seres vivos. Nosotros sentimos este aspecto de las nuevas leyes de la naturaleza para el nuevo mundo.
Estamos en un modo de preparación fuerte y profundo. Estamos pasando de manifestar en tiempo lineal a manifestar en tiempo esférico. Esto afecta la forma en que vivimos y la forma en que creamos. Estamos aprendiendo a crear esféricamente, desde múltiples direcciones, dentro de un nuevo centro del corazón. Hay mucho que aprender.
Aprender a manifestar en el tiempo esférico está creando un problema temporal. Hay muchas posibilidades diversas abriéndose a nosotros para su manifestación en estos momentos. Tenemos muchas cosas entre manos, por así decirlo. Cada opción parece tener el mismo peso. Así que tratamos de decidir qué elegir mirando cada idea u opción como una opción individual. Cada opción individual que consideramos no necesariamente se siente mal, pero tampoco se siente bien, y no sabemos por qué. Así que pasamos a la siguiente opción, hacemos el mismo proceso y descubrimos el mismo resultado. Es sólo cuando damos un paso atrás y miramos el panorama mayor, y vemos TODAS las opciones juntas como una unidad unificada, que nuestro corazón dice: “¡SÍ! ¡Eso es! ¡Hagámoslo!” Rápidamente después de esta revelación, nos encontramos con el problema de que todas estas oportunidades son muy diferentes y parecen físicamente imposibles de crear como unidad, ya que parecen ir en muchas direcciones diferentes. Ésta es la primera etapa para nosotros manifestar esféricamente y multidimensionalmente. Esto requiere llevar la multitarea a una frecuencia totalmente nueva y superior. Ésta es una señal para nosotros de que crear/manifestar multidimensionalmente será posible muy pronto. Ahora sólo tenemos que aprender a descubrir nuestro nuevo centro del corazón en el nuevo mundo.
Se nos está sincronizando con una nueva sincronía divina en estos días. Ya estamos empezando a sentir cómo podría ser manifestar en este nuevo mundo. Manifestar va a ser mucho más rápido que lo que podamos pensar. Vamos a crear únicamente con la intuición.... es decir, con nuestros corazones. El rápido ritmo se sentirá como un salto cuántico en la creación consciente. Hay indicios de esta sincronización con el tiempo divino. Ya nos estamos sintiendo alternar rápidamente entre las cosas que consideramos manifestar en nuestras vidas. Tenemos un momento de claridad acerca de lo que queremos hacer, y en el momento siguiente, ese deseo ha desaparecido. No es que la claridad fuera incorrecta al principio. Es sólo que nos tomó demasiado tiempo actuar basados en ella, que el universo simplemente pasó a la siguiente opción. Este nuevo modo de creación se está moviendo más rápido que lo que nosotros podemos crear en estos momentos, de ahí la necesidad de la sincronización con el tiempo divino. Cuando con enlacemos con nuestro nuevo centro del corazón, nos encontraremos con que la manifestación va a despegar en formas originales y multidimensionales, y vamos a poder seguirle el ritmo al universo.
No sabremos lo que habrá delante de nosotros. Ni tampoco sabremos el día ni la hora de la culminación de esta transformación y el cambio de las edades. Ningún profeta, canal, místico ni intelectual sabe la respuesta a esto. Como dice Jeshua: “Mantengan sus lámparas encendidas”. En otras palabras, estén abiertos a todas las posibilidades. Estén listos para saltar cuando todas las posibilidades converjan en su nuevo centro del corazón, y se abra la puerta para que finalmente aterricen ese avión. Estamos en el mismo barco ahora.... tal como debemos estar.... mientras saltamos unidos como UNO.
Copyright © 2011 - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente. Centro del Sol - Aluna Joy Yaxk’in, PO Box 1988 Sedona, AZ 86339 EE.UU. Email: aluna@alunajoy.com Sitio web: www.AlunaJoy.com

Traducción: Margarita López
Edición: El Manantial del Caduceo
www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.