miércoles, 24 de abril de 2013

SIMIENTES PARA WESAK 2013


4724376-dia-de-vesak-de-wesak-o-dia-de-nacimiento-de-buda
“Que la Luz liberadora de Budha, el Amor infinito del Espíritu de la Paz y el poder indescriptible del Avatar de Síntesis, restablezcan el Plan en la Tierra”
La potente reunión espiritual que se genera durante las energias derramadas en el plenilunio de Tauro, (Wesak), es uno de los encuentros interdimensionales de más alto calado en las conciencias planetarias y sus corrientes ethéricas.
La “luz liberadora de Budha”, un movimiento elevadísimo procediente de la conciencia budhica (vehículo de expresión de la Mónada Padre-Madre) en sus más sutiles frecuencias, se derrama sobre la tierra y los reinos que en ella operan, fundiéndose en un recíproco acto de Amor con el Cristo, (el Espíritu de la Paz), produciendo un acercamiento al “plan”, al encuentro, la fusión entre la energia de Amor y la Iluminación que dan nacimiento al “Avatar de Síntesis” al “hogar” de la Unidad primordial en todo su poder desplegado de manifestación.
“Veo y cuando el ojo está abierto todo se ilumina”. La nota clave de Tauro nos acerca a la comprensión de la ruta interna trazada en la profundidad del hombre y de los reinos de Gaia desde el principio de las edades.
Durante estas fechas hasta el solsticio de verano (“la puerta de los hombres”) los fuertes impulsos jerárquicos distribuidos para la preparación de la humanidad en su trascendental tarea de “distribuidores” del poder y la voluntad (recibidos por cada vez más mentes relacionadas con Shamballa) tendrán un impacto sobresaliente sobre las mentes que en su acto de implicación y búsqueda del refinamiento estan acercándose a la manifestación del mental superior.
La influencia de Budha durante el gran festival de Tauro “ilumina” los senderos que desde la liberadora luz de lo inmanifestado (Ángel Solar) está desarrollando la comprensión y descodificación de los movimientos más sutiles y poderosos de la mente( “la energia sigue al pensamiento”), dando destellos de “visión” a aquellos pioneros y visionarios que han de reestablecer los caminos de retorno a la totalidad, inspirando la magia organizada planetaria que ha de fecundar y elevar los centros y étheres planetarios, para la manifestación total de la dinámica acuariana.
A su vez, la semilla crística en creciente manifestación en la fraternidad humana, es totalmente receptiva a su cualidad vinculadora. El amor que es capaz de sacralizar todos los escenarios y de elevar las dinámicas hacia su natural movimiento armónico se ve arropada y empujada por la implicación del Cristo durante este evento, cualificando y potencializando el centro de comunicación con la Jerarquia espiritual, que definitivamente ha de producir su exteriorización, es decir, convertirse en un centro de amor encarnado (“el centro que llamamos la raza de los hombres”).
Desde el festival de Wesak hasta el festival de la Humanidad en el plenilunio de géminis, las dinámicas piscológicas e intuitivas de los meditadores y colaboradores del plan son llamadas a emerger desde sus propios centros creadores.
Las distintas frecuencias distribuidas desde los encuentros sol-luna (eclipses) y desde los triángulos de fuerza implicados en el trascendental salto de conciencia de la tierra (Venus, Marte, Mercurio…) están destinadas a “alinear” a gran parte de los inspiradores de la raza con las sendas mayores, (Sirius, Pléyades, Osa Mayor) ofreciendo una “visión” más pura y cercana al propósito del Alma (vehículo alineado con el “plan” del Espíritu tanto micro-cósmico como macro-cósmico).
Así pues una reconducción de las dinámicas internas es llamada a su reconexión natural con el gran Todo y es por eso que los centros físicos, emocionales y mentales del hombre comienzan a hipercomunicar con todos los reinos y el medio ambiente dimensional, desde el cuál el conocimiento recíproco ha de generar el salto cuántico hacia la eternidad de una quinta dimensión sin limitaciones espacio-tiempo.
El gran centro creador y comunicador de la conciencia despierta es el punto medio.
A través de él las corrientes jerárquicas inferiores (devas materializadores en la forma, devas creadores e inspiradores de la materia, centros de comunicación con la sabiduria ancestral y maternal de la madre) y las corrientes jerárquicas superiores (Ángeles solares, Alma, Espíritu) encuentran su gran centro de invocación y evocación.
Un punto neutro donde la “dualidad” es trascendida aupando su cualidad inercial-rítmica a la categoria de la fuerza dinámica y armónica de los complementarios. (Unidad trascendental de la existencia Padre-Madre).
“Veo y cuando el ojo está abierto todo se ilumina” nos invita a través del propio reconocimiento a la búsqueda misteriosa de las rutas internas. A la expresión mísitica de todas nuestras fuerzas más allá de las limitaciones de la forma, indagando y descubriendo la esencia divina en cualquiera de las sendas o vehículos de nuestra propia transformación.
Estos días de hipercomunicación celestial deben conducirnos al inminente reconocimiento de la divinidad que en nosotros mora, desplegando la apertura de los registros emocionales hacia la “fraternidad” y su fuerza jerárquica incipiente, hacia los registros mentales y su “poder” elevado de creador y manifestador del Plan.
Las rutas y dinámicas del armónico y trascendental paso al auto-conocimiento verdadero deben ser dictados y sobrevenidos en consenso del medio ambiente y la realidad física, retornando a la mejestuosidad de los pilares divinos que en la madre tierra custodian “el secreto de las edades de los hombres”.
Veo: que soy un centro mediador entre el cielo y la tierra,, que el camino medio de la manifestación es el Amor que todo lo puede y todo lo embellece (desde lo más denso hasta lo más sutil). Cuando el ojo está abierto: El ojo interdimensional lo abre mi antena dimensional el punto medio, donde los reinos inferiores y superiores se nutren y sirven sin conflictos duales. Todo se ilumina: El basto campo del conocimiento se torna el privilegiado sendero de la sabiduria, donde yo soy el gran Logos planetario, donde mi Alma es el Ánima Mundi y mis pasos se dirigen a la manifestación plena del gran Espíritu.”
“Soy el chamán que custodia los ritos ancestrales de la madre, soy el visionario portador del fuego universal.”
“Lo que yo te digo en la oscuridad, háblalo tú en la luz”
Namasté
Anabel.C.Huertas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.