martes, 24 de enero de 2012

ARCANGEL GABRIEL ~ El Silencio



 
A través de Marlene Swetlishoff
12 de enero del 2012

Amados,

Deseo hablar sobre la cualidad del Amor llamada silencio. Cuando uno se interna en el silencio, es un acto de Amor por el Yo, pues es dentro de las funciones internas de uno, dentro del corazón de uno, donde se halla el verdadero y auténtico Yo.

Al practicar el silencio periódicamente, se establece una conexión con la Divinidad dentro de uno y fluye hacia uno un mayor caudal de guía y dirección. En silencio entonces, lejos de las distracciones mundanas, se hallan las verdades que sustentan, nutren y alimentan el Alma y el Espíritu de uno.

Practicar el silencio internamente abre percepciones y perspectivas diferentes, que de lo contrario podrían nunca haber venido a la luz. Es en silencio que uno llega a conocerse a uno mismo con claridad y verdad, una vez que todo el ruido externo de los pensamientos y quehaceres cotidianos de uno se calma. En este espacio sagrado se halla un mayor significado y propósito para la vida de uno, una comunión con aspectos superiores de uno mismo, que elevan, inspiran y empoderan el Ser de uno. Es en los momentos de silencio interno que muchas grandes ideas y obras nacen y se traen a la manifestación para ser compartidas con los demás.

Cuando se sientan en silencio, la energía que permea vuestro campo de energía o aura se llena de partículas de luz dorada, pues se ha establecido una conexión con la Divinidad dentro de ustedes y un sentimiento de dicha puede precipitarse sobre ustedes. En silencio se descubren muchos tesoros desde vuestro interior. En silencio tiene lugar un flujo de creatividad divina y comienza a florecer hacia la manifestación. En silencio muchos pensamientos y recuerdos profundos y empoderadores de la propia naturaleza divina de uno vienen a la superficie de la consciencia y se genera una mayor confianza en las habilidades de uno.

En las interacciones de uno con los demás, es muchas veces un acto de amor el guardar silencio cuando la pronunciación de palabras podría herir o lastimar al otro. El silencio puede traer unidad y sanación en las relaciones con los demás. El silencio puede traer una mayor claridad y apreciación en alguna situación que no se siente cómoda. El acto del silencio refuerza el conocimiento interno y los impulsos intuitivos de uno. Existe una vasta riqueza con la cual conectarse cuando uno practica esta cualidad del Amor. El silencio interno es un momento para nutrirte y darte amor a ti mismo, pues es sólo cuando puedes amarte a ti mismo que puedes verdaderamente amar a otro.

En silencio, uno se vuelve un observador del fluir de la vida a todo el alrededor y abre la puerta a dimensiones diferentes de la consciencia que revelan muchas maravillas y milagros. Los portales de la imaginación se abren de par en par y pueden tener lugar gozosos y alegres viajes a otros reinos. El silencio se llena de conmovedoras e infinitas posibilidades conforme uno atraviesa los rayos de Luz con los Ángeles. El silencio trae una profunda apreciación de la belleza en todas sus maravillosas formas.

El silencio es un profundo regalo de Amor para uno mismo, que nos llena de una sensación de paz y equilibrio y un sentido de lo correcto de nuestro lugar en el mundo. Sobre las alas del silencio, les dejo ahora para que ponderen sobre mis palabras.

YO SOY el Arcángel Gabriel.

Canalizado por Marflene Swetlishoff
©2011 Marlene Swetlishoff  - Tsu-tana (Soo-tam-ah) Guardiana de la Sinfonías de la Gracia
www.therainbowscribe.com

Se concede permiso para compartir este mensaje siempre y cuando se publique el mensaje en su totalidad y no se cambie o altere nada de ningún modo y se incluya el crédito, el derecho de autora y el sitio en la red de la Escriba.

Traducción y edición: Oscar Jose Salazar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.