miércoles, 14 de noviembre de 2012

LA RUTA HACIA EL INTERNO por Anabel.C.Huertas



Las energias que mañana comienzan su gran despliegue después de la gran conexión del portal 11-11, dirigidas por la senda probatoria de escorpio en su fase de luna nueva, siguen delinenando desde los cielos, el creciente estímulo hacia el reino interior, el propio ritmo y la creación individual.
En su fase de oscuridad, la luna nueva junto al maravilloso eclipse de sol, crean un gran éter dinámico, que irradia su fuerte influencia sobre la humanidad propiciando un escenario de re-descubrimiento y sanación, que en los siguientes días hacia el plenilunio de Sagitario, convocará a los reinos silenciosos de nuestros vehículos y su predisposición a ser re-dirigidos y enfocados pudiendo convertirse en un movimiento revelador de metas internas.
La creciente actividad de los campos astrales y mentales, ha supuesto la re-conexión y activación de parcelas de nosotros mismos que en el letargo de los tiempos habían permanecido en su simiente, sin recordar su propia expresión y movimiento.
El dinamismo que las distintas influencias estelares ha producido en los vehículos físicos, astrales y mentales, debe ahora renacer al propio ritmo, encontrar la secuencia natural de su movimiento ascendente, armonizando así, y convocando desde la inminente luz crística, a todos los devas para crear un único gran latido de radiante influencia planetaria.
La influencia del novilunio de escorpio y la oscuridad solar, nos acompañan revelándonos el camino hacia el propio “sol” que en las tinieblas de procesos individuales y colectivos, renacerá en el solsticio invernal, mostrando el momento y la senda en la que nuestra conciencia se expresa y desarrolla.
La multitud de elementos que durante la fase de hiper-receptividad  han propiciado los portales 11-11, debe ahora encontrar la via expresiva que los transforme en un gran movimiento de actividad y radiación.
Las distintas fuerzas que han estado “animando” la conciencia, con destellos de intuición y grandes ajustes del Ángel Solar, en una silenciosa acción sincrónica, nos recuerdan que sólo en nuestro propio Ser, late el verdadero movimiento hacia el cambio.
Los escenarios para la “revelación”, la tierra fértil donde las palabras ancestrales y las intuiciones celestiales toman forma, es en su máxima expresión y plenitud la “fraternidad humana” quien contiene y custodia la perfecta manifestación original.
El camino hacia el silencioso milagro de la vida, debe iniciar su andadura comprendiendo y aceptando la inherente dualidad, a la vez que, la certeza de la expresión divina que en nosotros mora, debe tomar el timón de la propia expresión creativa, encontrando el propio ritmo, la propia tónica que expresada y manifestada se funde con un movimiento colectivo de los cielos.
Redescubrir que todo proceso adverso y resistente que desde las profundidades del subconsciente emerge, no es más que otra parte de la perfección del todo, que en una linea recta vibratoria, ha polarizado hacia el extremo, y que es sin más, nuestra propia y completa expresión divina, quien reca-libra y re-conduce toda manifestación hacia el gran centro.
La necesaria meditación en estos días venideros, no es más que la revelación de una nada que contiene un Todo.
Es en el vacío de mente y pensamiento, que la naturaleza divina se reconecta con el propio ritmo, donde no existe resistencia ni lucha, ya que toda frecuencia late al unísono y la dualidad comprende su falsa percepción de separatividad.
El silencio acogedor del propio Ser, nutre y dirige todo el movimiento. En su natural origen y en su potencialidad, todo elemento disonante se ancla al viaje colectivo, del misterio interno.
Es en el fluir por la misteriosa profundidad de las aguas, que el individio encuentra la Fuente de la que procede.
Es vaciando el todo que nos llena, que el Uno es capaz de llenarse con la vida que desconoce.
Es, en el Amor, que el misterio interior es dicha. Es en el servicio y en la acción, donde toda VERDAD se REVELA.
La ruta hacia el interno es la via media que todo lo comprende, es la esfera perfecta que todo lo contiene.
Es más que un cuadrado de sur o norte, o de agua y fuego…Es todo lo que existe y se transforma, todo lo que nace y muere, todo lo que radia y todo lo que refleja… es la Esencia de la Vida, encontrando un viaje en el que perpetuarse.
Amen el misterio que se gesta en ustedes para  finalmente reflejarse en el Todo.
La ruta hacia el interno les pertenece por completo.
Namasté
Anabel.C.Huertas
Publicacion original:  http://angelesdebarro.com/
Imagen del libro “Splendor Solis”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.