domingo, 1 de julio de 2012

PLENILUNIO DE CÁNCER 3 DE JULIO 2012 part.I - por Anabel C Huertas



Este plenilunio como los diferentes acontecimientos estelares que venimos experimentando constituye un gran punto energético vital y trascendental para el correcto desarrollo de la percepción y las claves de conocimiento que venimos atesorando desde que nuestro activo y participativo “despertar” ha marcado un antes y después en nuestros programas celulares.
Cáncer una de las dos grandes puertas nos sumerge en nuestra individualidad para hacer emerger el conocimiento que como familia humana hemos almacenado durante tanto tiempo en nuestro inconsciente colectivo.
Traspasar la puerta de cáncer es un viaje iniciático personal que nos ordena, desvela y materializa finalmente el sinfín de corrientes energéticas al que hemos estado expuestos, permitiéndonos comenzar a ejercer como verdaderos maestros de la energia crística que no es más que aquella que ha aprendido a no hacer distinciones entre lo que es “mio” o es “tuyo”, para desvelarnos que la “construcción de una casa iluminada” individual, tiene una gran repercusión e impacto en la morada de la fraternidad humana, que no sólo incluye al 4 reino el humano, si no a Gaia y a todos los reinos inferiores de los que somos custodios.
Este plenilunio y su trabajo meditativo enfocado nos permite empezar a comprender el proceso mental y energético que la nueva humanidad acuariana es llamada a realizar. Los nuevos senderos y vias que lentamente todos y cada uno de aquellos que han iniciado la búsqueda personal estan empezando a contactar nos revelan que la percepción sobre la linea espacio-tiempo, está siendo alterada y que el manejo de los “dones” emergentes del alma es una de las cualidades dimensionales que nos permitirán empezar a generar una nueva comprensión y expresión de nuestro tránsito humano por los senderos y sistemas de la evolución cósmica (cuya expresión no está limitada para ninguna linea temporal).
Si ahondamos en los acontecimientos y experiencias que hemos venido transitando durante estos tiempos de conexiones energéticas desbordantes, nos daremos cuenta como son muchos quienes han comenzado a “canalizar” o “ver” o “sentir” vias muy distintas y alejadas de la “realidad tradicional”. Las puertas del tiempo se abren durante este trascendental movimiento planetario emergiendo como fuente de sabiduria que debe guiar nuestros pasos venideros, demostrando a su vez, que nuestro trabajo está siendo llevado a cabo, y que nuestros vehículos inferiores están ya siendo adaptados a otras vias de expresión y comunicación mucho más sutiles e ilimitadas.
En la tradición hindú este tiempo es representado por “el pájaro rojo” que no es más que aquel que se encuentra fuera del tiempo y del espacio, y que es capaz de sobrevolar tanto el extremo de la polaridad espiritual como de la polaridad material.
El hiper-magnetismo que nuestro plexo solar ha estado desarrollando nos sumerge en una actividad empática con el colectivo humano y las corrientes astrales de los reinos de Gaia y el propio Logos Planetario, que es imposible manejar si “nuestra casa iluminada” no está totalmente radiada de luz crística. Los sentimientos, emociones, corrientes insconscientes del mundo son sentidas por muchos como experiencias propias y personales, ejerciendo una gran presión y aturdimiento, que sólo podrá ser manejado desde una perspectiva de luz y servicio, o lo que es lo mismo desde una “casa iluminada”, capaz de comprender que es “sanando” a los demás que la reciprocidad hace más y más radiante nuestro hogar, conduciéndo nuestra via individual hacia la perfección.
Cáncer signo de agua y tierra, trata de insuflarnos la energia de la comprensión especialmente en el manejo de nuestros vehículos físicos como portadores y expresiones naturales de los movimientos espirituales.
Su relación con el agua (los sentimientos) nos permiten empezar a comprender que es desde la luz amorosa interior que éstos pueden convertirse en grandes comunicadores del “alma”, ejerciendo como destellos físicos de la intuición, siempre y cuando la “fusión” entre el cuerpo intuicional y el físico esté siendo llevado a cabo.
Recordemos que el Tránsito de Venus despositó en los canales expresivos de la tierra un contacto único con el “Avatar de Síntesis” una gran y poderosa fuerza que está especialmente disponible para que la humanidad pueda llevar a cabo esta activación globlal de sus distintos cuerpos y expresiones, cuyo fin no es otro que el de terminar operando como una “magia organizada”, o como “hombres-dioses” co-creando en el devenir cósmico.
Cáncer forma parte de la cruz cardinal iluminando el mundo de la forma y la expresión y estímulo de ésta hacia la sutileza de las corrientes espirituales o solares.
Aries, otra de las astas de la cruz en cuyo brazo está situado Urano en este preciso momento, nos revela como la gestación de la inteligencia intuitiva ha comenzado a dar sus primeros pasos en la via hacia la liberación espiritual, es decir que el Alma, ha empezado a expresarse y a comunicarse, gracias al fuerte trabajo que los devas lunares o conciencias celulares de nuestro cuerpo han llevado a cabo durante este tiempo de estímulo cósmico.
Saturno y Marte se encuentran situados en la constelación de libra, (otro foco energético de la cruz cardinal) permitiendo con su fuerza de Rayo III (Inteligencia activa y adaptación) aterrice el lenguaje subjetivo del Alma, convirtiéndolo en los fundamentos sólidos que permitan el desarrollo y materialización del equilibrio en todos los vehículos de expresión humana.
Este extremo de la cruz, nos envuelve con la necesidad de la elección. Declinar la balanza de los movimientos interiores hacia el arco evolutivo solar, o el arco involutivo lunar, cuya decisión nos conducirá a materializar los primeros pasos en el cambio y la realización de un nuevo modelo de humanidad.
La luna y Plutón están situados sobre el asta que regenta Capricornio, complementario y opuesto de cáncer, la otra gran puerta iniciática, la puerta de los dioses.
Plutón, gran transmisor de la fuerza de Voluntad y Propósito animan y estimulan este gran trabajo energético de cáncer, revelando grandes destellos de inspiración sobre el Plan y el sendero humano, capaces de hacer radiar “nuestra casa iluminada” de la forma más bella y creativa, ayudándonos a llevar a cabo, este gran trabajo, esta gran definición de nosotros mismos, este gran momento de ejecución y plasmación de todo lo convocado para que sea finalmente recibido y manifestado.
Este plenilunio y su trabajo meditativo tiene un alto impacto sobre la vida celular de nuestro cuerpo, nuestra casa, la gran colmena inteligente que poco a poco va encontrando en la unidad una gran via de expresión divina, transitando vias de síntesis y fusión que nos permiten reconocer destellos del gran SER divino que en nosotros mora.
Del mismo modo, la empatía, la simbiosis, la reunificación, la sincronicidad que el colectivo humano está desarrollando permite la gran actuación de esta fuerza del plenilunio sobre la gran masa de la humanidad, convirtiendo estos días previos y posteriores al plenilunio, en un gran motor de conexión sanadora y estimuladora de la conciencia colectiva, ya sea en sus niveles inconscientes o en aquellos que de forma sujestiva ya tienen un modelo externo en el colectivo y la fraternidad.
La potencialidad del trabajo de este plenilunio se ve recompensada en la puerta de Capricornio permitiendo la gran Iniciación que transforma el sendero de la humanidad, abandonando el tránsito instintivo y subconsciente para hacer emerger el principio de reconocimiento divino auto-consciente y poderoso.
“Cristo nació en Capricornio, cumplió la ley bajo Saturno, inició la era de inteligente hermandad bajo Venus, y es el perfecto ejemplo del iniciado de Capricornio, que se vuelve el servidor del mundo en Acuario; y el salvador del mundo en Piscis. Cáncer admite al alma en el centro del mundo que llamamos humanidad. Capricornio admite al
alma en la participación consciente en la vida de este centro del mundo que llamamos la Jerarquía.” (Astrología Esotérica).
Las constelaciones relacionadas con este plenilunio que reflejan su fuerza y energia de forma invisible y focalizadora a través de los distintos signos, tienen un fuerte impacto sobre el cuerpo astral de Gaia y de sus hijos, y es durante estos días, que unidos a la fuerza mental meditativa de la humanidad despierta, que una gran transformación y elevación de la materia tendrá lugar en todos sus estados y reinos.
Namasté pioneros encarnados de la Luz!.
Anabel.C.Huertas

2 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.