miércoles, 26 de diciembre de 2012

SIMIENTES PARA EL PLENILUNIO DE CAPRICORNIO 28/12/2012 - de Anabel C Huertas



iniciacionDespués del poderoso evento solstiscial del 21/12 Capricornio y su fuerza iniciática, revela durante el plenilunio la perfección y la belleza de la senda evolutiva de la Luz.
Tras estos días de profundo trabajo interno, en que las influencias de la alineación galáctica nos han conducido a las penumbras de nuestro viaje consciente, nos convocamos frente a la influencia mísitica de Capricornio, para asentar las bases de los trabajos venideros, conduciendo nuestra propia percepción hacia el reconocimiento sincero de la materia y la luz creciente que el verdadero “buscador” es capaz de extraer de ella.
Durante el gran encuentro cósmico del solsticio la unificación de los aspectos y tónicas influyentes en el desarrollo evolutivo de Gaia y sus hijos, nos han permitido acceder al destello de la Gran fuerza Divina, haciéndonos partícipes de la primera gran transformación donde la luz de física (kundalini), psíquica(solar) y mental (fohat) han revelado con su ardiente aspiración invocativa, el Gran Fuego Unificador o Poder.
El sagrado encuentro producido y convocado por la creciente sensibilidad espiritual de los hombres, ha reunido en nuestros registros internos la fuerza enfocada necesaria para generar el creciente desarrollo  del Cristo personal hacia su total consumación, permitiéndonos ahora comenzar la senda de la transfiguración.
El contacto con el Fuego Sagrado nos abre las puertas a la múltiple creación consciente. Los agentes de Luz que durante estos tiempos hemos estado desarrollando sobre nuestra dimensión psíquica ha liberado las fuerza, hasta ahora manejadas por la Jerarquia, despertando la intuición y la 5ª Esencia que es portadora de parte de los aspectos de  la Deidad y de su energia dadora de Vida.
Capricornio “Estoy perdido en la Luz suprema, y a esa Luz doy la espalda” nos confiere el mensaje iniciático más estimulador de estos tiempos.
Preparados, re-conectados con el poderoso Fuego de la transfiguración, nos conduce entre las fuerzas instructoras a la “visión sin distorsión” desde la sagrada montaña donde la fusión de los aspectos de capricornio (tierra-agua) y de cáncer, su complementario y opuesto (físico-emocional) son capaces de producir la unión y el poder, que movilice las fuerzas lunares y solares, deacuerdo a la intensidad y la cualidad de los pensamientos de los hombres.
El intenso trabajo invocativo de la creciente humanidad consciente nos permite acceder la montaña de Capricornio revelándonos la gran potencia de la probabilidad, nos permite atisbar la linea de menor resistencia para producir y generar los cambios y ascensiones, ya que la activación del Fuego interno o Poder, va a constituir una nueva senda de servicio donde la actividad se acelera para producir cambios esenciales a alta velocidad.
El Fuego, la síntesis que la aspiración mística ha generado a modo de respuesta de todas las fuerzas cósmicas, abre ante nosotros el reconocimiento de la liberación  que la progresiva evolución del espíritu genera con sus crecientes unificaciones, y que nos desvela lentamente las responsabilidades para todas las unidades de influencia, (internas y externas) induciéndonos al vital trabajo de la Fusión Total, del Maestro Interno y el Maestro Personal.
La comprensión de la fuerza, su aplicación  y su utilización conduce a la manifestación de una determinada fuerza altamente esotérica que permite la re-polarización o transfiguraciones necesarias para experimentar la simultaniedad de los reinos y para producir las inminentes respuestas en todos los agentes que purifican los éteres para la reaparición del Cristo o su Segunda Venida.
Durante los días previos y posteriores al plenilunio de Capricornio, una poderosa luz iniciadora nos envolverá terminando de preparar nuestro viaje hacia el gran servicio revelador del fuego en el mundo.
Energizados con ella, desde el mismo centro del resurgente cristo interno, la abandonaremos para enfocar nuestra visión en el servicio del cambio…en los reinos de quienes somos custodios, en los hermanos que necesitarán de la inspiración, en las tendencias y tónicas que deben encontrar su sagrada aportación al nacimiento de la Nueva Era.
Somos un nuevo Fuego divino surgido de la creciente y fulgurante búsqueda de la Luz Maestra.
Somos los iniciadores del Nuevo Tiempo y su radiante Expresión.
Somos el servicio y la inspiración necesaria, para que el Plan de perfección y belleza, nazca desde el centro poderoso de una humanidad que vuelve a expresar la fuerza de su Divina Esencia y su radiante Existencia.
Namasté
Anabel.C.Huertas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.