domingo, 11 de septiembre de 2011

EL LLAMADO A LA ACTIVACIÓN POR SOLARA 11:11


Aquí estamos parados en el medio de grandes cambios. La supervivencia del planeta Tierra y de todos sus habitantes está ahora sobre el tapete. Constantemente estamos siendo tironeados de un lado a otro entre una marea que ingresa y otra que sale. Esto es causa de disturbios, confusión y temor. La marea de salida está compuesta por las energías de la tercera y la cuarta dimensión enraizadas dentro del Patrón de Dualidad. De allí que la batalla final de la dualidad por la supremacía y el control tiene lugar actualmente.


La marea de ingreso representa el conocimiento de nuestra Unicidad heredada. Ella resuena como nuestra nueva Ley Divina y es nuestro Llamado a la Completud y Libertad. Es nuestra graduación de la ilusión y el próximo paso en nuestro viaje a casa. Ahora debemos anclar totalmente nuestro ser en el Patrón de la Unicidad para mantener nuestro equilibrio dentro de la zona transicional entre dos modelos de energía muy diferentes.


Tenemos por delante una tarea tremenda – pasar a través del Portal del 11:11 mientras nos movemos hacia la Nueva Octava del conocimiento. Para lograr esto, para sobrevivir a estos tiempos tumultuosos, debemos alinearnos irrevocablemente con nuestro Mayor Propósito. Sin importar qué está sucediendo en los niveles externos, debemos mantener una visión positiva. Permanecer centrado y recordar todo el tiempo que es la verdadera realidad. No se permita alimentar la dualidad dándole más de su energía. No propague destrucción ni tinieblas. Recuerde que todas las profecías futuras están basadas en los modelos de la tercera dimensión. Ellas no emanan de la Mayor Realidad.


Cada vez que Ud. comience a ser arrastrado a la ilusión de la dualidad, simplemente haga una pausa y realinee su ser mientras tranquilamente establece que no acepta esta realidad. Permanezca enfocado en el Gran Despertar que está presente en la Tierra; recuerde quien es Ud. realmente y visualice la apertura del Portal 11:11. El Arco de Luz activado recientemente sirve como nuestro puente a la Nueva Octava de armonía, paz y Unicidad.


Este anclaje de nuestro ser en el patrón de la Unicidad es crucial para el cumplimiento del Plan Divino sobre la Tierra. ¡Su total compromiso se necesita ahora!


¡Aquí estamos de pié, serenos al borde de la gran aventura, que nosotros mismos hemos originado!


El tiempo que hemos esperado tanto ha, finalmente, llegado. ¡En realidad estamos parados al borde de una gran aventura! Esta gran aventura es el cumplimiento de nuestra Divina Misión sobre el Planeta Tierra. Es nuestra graduación del Patrón de Dualidad permitiendo que nos elevemos hacia la Maestría y la Libertad. Estamos ahora entrando al momento de la completud. Es el comienzo de la próxima fase de nuestro regreso al Hogar.


Largamente hemos llevado con nosotros, precodificados dentro de nuestros bancos de memoria celular, los recuerdos, conocimientos y ordenes selladas que nos servirán en estos tiempos de consumación. Fueron ubicados dentro nuestro hace mucho tiempo, antes de nuestro descenso a la materia.


¡El cumplimiento de nuestra Misión Divina es la razón para elegir venir a la Tierra en primer lugar!


A través de nuestro ciclo de corporizaciones en la Tierra nos hemos laboriosamente preparado para estar listos a servir con toda nuestra capacidad cuando el momento preordenado llegase. Y el tiempo es ahora. El Llamado a Despertar ya ha resonado por toda la Vastedad Celestial llamándonos a recordar y por última vez a corporizarnos en lo que realmente somos en toda nuestra magnificencia y poder.


Ahora estamos comenzando el Llamado a la Activación. Esta activación transmite que cada uno de nosotros encare una decisión de tremenda importancia y últimas consecuencias. Nuestra elección es si sí o no responderemos y serviremos a este Llamado con todo nuestro ser y con el compromiso inamovible de alcanzar nuestro Mayor Propósito. Debemos decidir donde elegiremos anclar nuestro ser. ¿Será en el Patrón de la Dualidad o en el Patón de la Unicidad? Estas elecciones deben ser hechas ahora. Por favor, elija sabiamente con toda su conciencia porque los resultados de esa elección estarán con Ud. por largo tiempo y afectará todos los niveles de su vida.


GRANDES TIEMPOS REQUIEREN DE GRANDEZA DE ESPÍRITU Y GRANDEZA DE ACCIÓN.


Juntos podemos lograrlo. Para lo que hemos sido llamados a llevar a cabo es de un panorama más grande de lo que actualmente podemos imaginar. La Tierra misma se acerca a su tiempo de graduación del patrón de dualidad y ella que nos ha socorrido en nuestras necesidades por tan largo tiempo, ahora necesita nuestra ayuda para nacer en la Nueva Octava de la Unicidad. Y por servir como parteras de la Tierra, nosotros, la humanidad que ha despertado, también nacemos dentro de una nueva espiral de evolución.


Nuestra primera tarea es transformarnos en seres totalmente despiertos a la multifuncionalidad, por lo tanto combinaremos la cuarta y quinta frecuencias dimensionales con la tercera. Esta es una unión interna entre la Tierra ascendente y el Cielo descendente. Esta fusión sagrada ya ha sido cumplida por muchos de nosotros y un gran número de los otros están despertando diariamente mientras el Llamado se intensifica. Estamos reclamando nuestro Divino Derecho a Nacer y la Herencia, recordando que somos Ángeles encarnados, seres estelares de Luz que no son más limitados y sujetos a la ilusión del tiempo, espacio y materia.


Ahora estamos listos a unirnos como emanaciones del Uno. Realmente esto es de importancia primordial, ya que el gran trabajo que tenemos por delante requiere que estemos unidos como un todo colectivo. Las nuevas puertas no pueden ser abiertas o traspasadas por ninguno de nosotros que esté aún operando como unidad individual de conciencia. Ellos son traídos a manifestarse a través de nuestra Presencia Unificada, a través de nuestro intento focalizado, a través de nuestro total compromiso de servir a nuestro Mayor Propósito como Uno.


ORDENES SELLADAS


Muchos de nosotros hemos sentido desde mucho tiempo atrás que llevamos ordenes selladas adentro de nuestro ser. Esas órdenes selladas fueron codificadas dentro de nuestros bancos de memorias celulares en los Concilios Estelares antes de haber encarnado alguna vez. Para muchos, ellas han sido el origen de la mayor frustración porque las órdenes selladas simplemente no se abrirán antes de que estén listos para entender. Durante muchos años yo he encontrado a muchos que han tratado en vano de descifrar sus órdenes selladas. Ellos han intentado con diferentes métodos forzarlas a abrirse, sacándolas con sus deseos, visitando varios psíquicos y canales pero siempre las órdenes han permanecido cerradas.


La razón para esto es muy simple. Estas órdenes selladas contienen las impresiones para cumplir su Divina Misión y no deben ser abiertas hasta que Ud. esté completamente despierto y entre sus Yoes Estelares. La Misión Divina no debe ser realizada en soledad por su fragmento de la tercera dimensión. Se requiere de un todo, un ser completo que esté anclado firmemente en el Patrón de la Unicidad.


Si Ud. es uno que lleva órdenes selladas y desesperadamente desea abrirlas para poder proceder con el cumplimiento de su Divina Misión, sólo tiene que hacer una cosa. Simplemente olvídese de esas órdenes secretas por ahora y enfóquese totalmente en unirse con su Ser Superior, con su Presencia Angélica, con su Totalidad estelar. Sólo entonces cuando realmente Ud. se complete con su Total Presencia aquí en la Tierra, en el cuerpo físico, sus órdenes selladas le serán reveladas.


Debe también estar establecido que a menudo la misma naturaleza de nuestra Divina Misión elegida es tan pavorosamente vasta que si ellas nos fueran reveladas antes del momento apropiado, nosotros simplemente estaríamos abrumados por el impacto. Me temo que muchos de nosotros reaccionaríamos con pánico: “Oh, Yo no podría hacer algo tan grande e importante” y ¡nosotros literalmente nos iríamos a esconder al fondo del ropero más próximo!


El camino parece ser que después que nos hemos unido con nuestro Ser Superior y estamos tranquilamente continuando con nuestra vida, haciendo lo mejor que podemos en cada situación dada, entonces de pronto sin ningún aviso previo, algo se corre y se abre. Y descubrimos que nuestras órdenes selladas se han abierto y ¡estamos cumpliendo con nuestra Divina Misión! Lo importante es relajarse y parar de pensar sobre estas órdenes. Simplemente saber que ellas están allí, durmiendo en nuestro interior, aún esperando su momento de activación. Cuando se le dé su completo compromiso para hacerse cargo de su Verdad y servir al Uno, Ud. hará lo mejor para alcanzar su Misión Divina.
Si escuchas el llamado El Momento es Ahora.



POR SOLARA
www.invisible.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.