viernes, 15 de junio de 2012

EL LEGADO DEL TRÁNSITO DE VENUS II - Por Anabel C Huertas



Los distintos encuentros estelares en los que estamos envueltos  y cuyo impacto e intercambio energético son una manifestación vital de la gran evolución cósmica de la que por primera vez la conciencia colectiva humana está siendo parte activa y necesaria, es el más puro reflejo de unos delineamientos internos, que nacidos de la búsqueda y el esfuerzo iluminativo de los seres humanos, manifiestan y anclan un emergente sendero evolutivo, que en un alto estado de unidad se está desarrolando a nivel individual, planetario, solar y cósmico.
El tránsito de Venus abre el portal probatorio donde la humanidad debe expresar y manifestar en perfecta fusión y síntesis de todos sus vehículos de expresión el conocimiento adquirido durante estos tiempos previos, generando una alta actividad mental creadora que exteriorice una potente red de intercambio y comunicación dimensional y dévica.
Las órbitas de los distintos planetas implicados en este potente generador de fuerza estelar que pretende como parte del plan el desarrollo i la instauración de la conciencia mística humana, como factor generador de los anclajes y redes futuras entre reinos, se ve altamente impulsada por el poderoso crecimiento magnético de planetas como Marte (sumergido en su propia repolarización energética) y Plutón que manifiestan una fuerte expresión de voluntad transpersonal hacia todos los niveles evolutivos conscientes.
Ambos planetas, influencian los niveles inferiores y superiores de los hombres y del cuerpo astral de Gaia, demostrando en su perfecta acción e intercambio, la gran capacidad de interactuación que la expresión crística o 2º Rayo Amor-Sabiduria es capaz de convocar por el servicio amoroso a todos los reinos, consiguiendo que Marte y Plutón en octavas diferentes de la misma fuerza, se unan para estimular al ser humano en todos sus niveles.
Estas relaciones planetarias cuyas órbitas y alineamientos crean el mar de fuerzas magnéticas donde todos los niveles y frecuencias más densas o más sutiles pueden ser reconfortadas y estimuladas, es la mejor expresión del conocimiento profundo de estos tiempos, donde el servicio y la acción son enfatizadas en cualquiera de los niveles conscientes (superiores o inferiores) como única via verdadera para la manifestación de una Gran Fraternidad Celestial.
Venus en su triádica acción de fuerza Jerárquica-Esotérica y Exotérica genera un poderoso centro de fuerza  junto a Neptuno y Júpiter sosteniendo un fuerte estímulo magnético que repolariza la actividad del chakra plexo solar, elevándolo hacia el corazón para incrementar la cualidad sensitiva de este centro a las corrientes de Amor.
“…Nada es nuevo bajo el sol, y todo sucede en un orden perfecto. El Cristo y la Humanidad en su invocativa acción durante el Festival de Géminis nos aportan el escenario vibracional necesario para que el conocimiento de un nuevo sendero en la expresión humana pueda ser auto-convocado y auto-gestionado por cada uno de ustedes como seres conscientes.
La potente acción de la constelación de Géminis acrecentando el ejercicio y reconocimiento de la polaridad y su fuerza les vincula a los movimientos cósmicos revelándoles los primeros destellos y resplandores de su gran Poder Divino.
Es en estos escenarios de unidad donde cada vez más almas sensibles al mundo sutil, a sus formas, expresiones y sus fuentes y centros de energia pueden encontrarnos y reconocernos, desplegando un aula de aprendizaje y un sendero para sus hermanos que antes o después les conducirá al profundo conocimiento de las edades del tiempo.
Los diferentes estados que han ido desplegando y cuya acción principal ha ido generando un vórtice de fuerza común capaz de crear los puentes y lazos álmicos donde la conciencia grupal crece en todos sus estadios como gran simiente cósmica, ha creado una ruta comunicativa donde el gran Avatar de Síntesis ha conseguido situarse más cerca de ustedes y de Gaia que nunca.
Su activa comunión mísitica con el Cristo genera una creciente cooperación y visión que les permite ahora durante estos tiempos, tomar la conciencia necesaria para dirigirse o no a la Iniciación Estelar a la que estan convocados.” Ashaya.
Los fuertes impulsos que desde los cielos envuelven los campos sutiles del Logos Planetario y del Sistema solar, son el más bello reflejo de las reestructuraciones y comuniones místicas que nuestro Ser Superior está llevando a cabo para su total Manifestación.
Durante estos tiempos hemos estado atesorando los diferentes conocimientos que conducían sutilmente a nuestra mente a abrir puertas inconscientes y veladas a reinos, fuerzas y entidades superiores.
Hemos recorrido las diferentes frecuencias que en sus distintos niveles han activado a través de las constelaciones zoodiacales nuestro cuerpo astral convirtiéndolo en un centro invisible y focalizador de las puertas estelares que nos vinculan con el gran triángulo de fuerza que influye directamente a nuestro sistema solar.
El acercamiento al conocimiento de nuestros impulsos y niveles astrales ha abierto las puertas sensoriales a los mundos inmanifestados, y es através de la apertura y la activación de este vehículo sutil del ser humano, que el contacto con la Osa Mayor, Las Pléyades y Sirius empieza a ser convocado y acrecentado gracias a nuestra capacidad de gestionar y expresar fuerzas tan altamente elevadas.
Venus y su tránsito han depositado el legado de la confianza plena y la certeza de la Verdad Mística.
Las nuevas experiencias humanas van a acrecentar manifestaciones divinas que desde todos los reinos y mundos dévicos van a extender la visión de un nuevo espacio y modelo de responsabilidad y cuidado mútuo.
Venus en todos sus modelos vibracionales ha ejercido su proyección jerárquica a través de Capricornio-Cáncer para producir una llama mental cuya cualidad de luz suprema, será utilizada en la creación de ese espacio dimensional de fraternidad cósmica.
Ha descendido a sus niveles esotéricos para a través de Géminis iluminar la materia, ofreciéndonos la oportunidad de gestionar estas poderosas energias en el propio sendero probatorio, que todos estamos llamados a transitar durante estos próximos meses.
Finalmente en sus niveles más concretos, Venus a estimulado el ejercicio exotérico de los pares de opuestos Tauro y Libra, proporcionando una fuerza motriz capaz de llevar al hombre a la fusión de la mente concreta y abstracta, que será el primer indicio de la nueva actividad pensante de los hombres, donde el mundo intuicional empezara a revelar su transpersonal lenguaje místico.
“No les decimos que la senda será sencilla, pero si les recordamos que así es como debería ser. Sus ciclos kármicos y planetarios en sus esforzada conciencia hacia la unidad les han conducido a este momento eterno donde todo el potencial divino aguarda en ustedes para ser desarrollado en pos de una nueva humanidad y sus relaciones.
Grandes reuniones cósmicas siguen derramando sobre ustedes la gran actividad divina de este tiempo, pero es en el profundo respeto por ustedes mismos y por los reinos de los que son custodios que el Cristo interior puede resplandecer para generar el escenario de perfecto equilibrio de todos sus vehículos y expresiones, donde empieza a gestarse la gran manifestación de su Ser.
Es en su propio interior que debe generarse y activarse la conciencia de la Madre Cósmica que ha de protegerles y nutrirles en este sendero de revelaciones espirituales.
Es desde su amoroso estado de percepción donde todas las vias dimensionales pueden encontrar un orden y un fin que les conduzca al reconocimiento de su fuerza álmica y al reagrupamiento con su grupo de trabajo.
La sincronicidad creciente, y un exaustivo compromiso con un sendero probatorio de su propia fuerza  y conocimiento les acercará lentamente a la gran Iniciación planetaria donde todos estan convocados para acrecentar el agente receptor del Aspecto Padre, a través del equilibrio de las triplicidades de su Ser.
Son depositadas en ustedes los conocimientos ancestrales de la fuerza invocativa. Son emergentes y radiantes sus impulsos crísticos en una cada vez más sustentada fuerza expresiva.
Son conocedores de los misterios esenciales. Son altamente cualificado para encontrar su red armónica y cooperar hacia la perfección de la realización del Plan.
Puede resultar un tiempo complicado para quienes aún ofrecen resistencias vibracionales a esquemas o vias concretas, aunque les repetimos que su servicio y compromiso ha sido un gran generador para que la fuerza del conocimiento concreto se desvele hoy ante ustedes para que gestionen su poder en virtud de la armonia en este tránsito.” Ashaya.
Nos encaminamos tras el tránsito de Venus al más poderoso encuentro con la divinidad que en nosotros mora durante el equinoccio de verano, rodeados de las grandes corrientes y fuerzas que son convocadas por nuestro propio re-nacimiento.
Nos introducimos en un tiempo personal de reconocimiento profundo donde nuevos lenguajes y modelos acrecentarán nuestra expresión de hombres-dioses.
Nos involucramos en las sendas grupales que la comunión álmica de todas nuestras expresiones convoca en este especial momento como sustento, aliento e inspiración.
Somos en la senda ascendente hacia la personificiación de una nueva era y una nueva raza.
Somos auto-convocadores de las fuerzas más supremas, y los reales y divinos custodios del conocimiento ancestral que gestionará y manifestará grandes espacios de comunicación cósmica y fraternidad, donde las distintas fuerzas encontrarán en Gaia, el sagrado escenario o reino del Eden, donde la Armonía es capaz de vencer a través del conflicto.
Namasté
Anabel.C.Huertas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.