jueves, 28 de junio de 2012

Yeshua ~ Vuestra llegada a la Nueva Tierra - Canalizado a través de Pamela Kribbe



 
YESHUA
Vuestra llegada a la Nueva Tierra
Canalizado a través de Pamela Kribbe
Junio del 2012

(Esta es la transcripción ligeramente editada de la canalización en vivo.)

Queridos amigos:

Estoy aquí, soy Yeshua. Soy vuestro hermano. Estoy tan cerca de ustedes ahora. Y por “ahora” no sólo me refiero a este preciso momento, sino en esta era, en esta edad del tiempo. Todos ustedes han cambiado tanto. Conozco a muchos de ustedes desde hace muchísimo tiempo. Hemos estado juntos antes. En el tiempo en que viví en la Tierra me encontré con muchos de ustedes, y durante los siglos inmediatamente después de que partí, muchos de ustedes se sintieron atraídos a encarnar en la Tierra. Sintieron una apertura en la conciencia colectiva de los hombres y quisieron contribuir a esa apertura, al despertar de la conciencia. Una nueva conciencia se sembró en aquel tiempo. Como saben, se ha encontrado con mucha resistencia. Todos ustedes han experimentado esta resistencia en vuestra propia vida, en esta vida y en vidas pasadas también. Han sentido lo que se siente ser diferente de las demás personas y se han sentido solos debido a eso. Ustedes son los precursores, los pioneros de una nueva conciencia. En estos tiempos, en esta época hay una apertura en la conciencia humana en todo el mundo. Estoy aquí para celebrar esto con ustedes. Está naciendo verdaderamente una nueva era ahora mismo. Tal vez no siempre lo sientan así, porque a veces se sienten atribulados. Pero puedo ver muy claramente el despertar en vuestras almas. Estoy aquí para saludarles y honrarles desde lo más profundo de mi corazón.

Mi querida hermana María Magdalena está aquí conmigo ahora, así como otras almas afines.

(Algunas personas empiezan a llorar...)

Es bonito ver vuestras lágrimas. Es un signo de vuestra conexión con nosotros. Estamos aquí para celebrar con ustedes. Lo que más quisiéramos hacer en este momento es lavarles los pies, arrodillarnos a vuestros pies y lavarlos. Es un gesto de nuestro respeto y honor para con ustedes. No queremos que nos miren como maestros; somos vuestros amigos, vuestros hermanos y hermanas. Así que les invitamos a sentirse felices con nosotros porque la nueva era realmente ha comenzado. Sabemos que aún se sienten agobiados por las cargas del pasado y del futuro. Pero les invitamos a dar otra mirada a esas cargas. Es debido a que han atravesado las profundidades del miedo, el dolor y la tristeza, es porque lo han vivido que ahora hay un espacio en vuestro corazón para la compasión. Compasión verdadera por ustedes mismos y por los demás. Esto es lo que es la conciencia Crística. Comprender verdaderamente por lo que otra persona está pasando sin juzgar; simplemente estar con esa otra persona de alma a alma. De eso se trata la semilla Crística y la conciencia Crística. Ustedes están ahí ahora. No tienen que trabajar tan duro en ustedes o pensar que tienen que mejorar. Desearíamos que pudieran verlo desde nuestro punto de vista: que son perfectos como son.

Pero nos damos cuenta de que en vuestra vida diaria aún luchan con emociones dolorosas. Así que les pedimos ahora que viajen con nosotros en un pequeño ejercicio de imaginación. Imaginen que están parados frente a un portal. La puerta ya está abierta y están parados en el umbral de la Nueva Tierra. Ya pueden sentir la energía de esta nueva Tierra, la paz y la armonía. Y pueden ver la belleza de la naturaleza. Puede, de hecho, verse un poco como el país en el que estamos ahora (en el sur de Francia, en la cima de una colina), porque la belleza y lo silvestre de la naturaleza aquí se asemejan a la energía de la Nueva Tierra. Y mientras están parados cerca de este portal, de esta puerta, están sosteniendo la mano de un niño. Notan cómo hay un entusiasmo en ese(a) niño(a), ya que quiere avanzar hacia la nueva tierra, pero también pueden sentir miedo en su cuerpo. Parece ser un gran paso dejar atrás lo viejo y entrar a la Nueva Tierra. El niño aún está atemorizado por todo lo que le han dicho sus padres y la sociedad. Él o ella tienen miedo de confiar y dar el gran salto hacia adelante.

Ahora sientan la mano de este pequeño niño o esta pequeña niña en la vuestra. Este(a) niño(a) refleja la parte perturbada de ustedes que siente miedo de dar el siguiente paso. Esta es la tragedia que a veces notamos en ustedes. Por un lado, anhelan tanto ir a casa, experienciar otra vez la paz y la armonía que les pertenece. Por otro lado, tienen miedo de dejar ir lo viejo, aún si es muy doloroso el apego a ello. Ahora les invitamos a abrazar al niño y a tranquilizarle. Sientan cómo se relaja en vuestros brazos. Ahora vean si quiere dar algunos pasos adelante. Pero no le juzguen si aún está atemorizado. Díganle que están allí para él(ella) en cualquier circunstancia y que serán su guía.

Aunque aún están en el umbral, sólo al comienzo de esta nueva tierra, respiren su energía. Realmente están llegando a casa ahora, y el Hogar está en la Tierra. Con frecuencia han pensado que el hogar está en otro lugar, que está en algún lugar allá arriba en el cielo de donde ustedes vienen. Pero el propósito de vuestro largo viaje a través de muchas vidas es traer el cielo a la Tierra, y compartirlo con vuestros compañeros humanos. Se propusieron traer la energía del cielo a la Tierra. En el pasado con frecuencia tuvieron que esconderse porque tenían este deseo. El tiempo de esconderse ahora terminó. Vuestra presencia es necesaria aquí y ahora. Aun son los precursores, los pioneros de la conciencia. Y les estamos pidiendo ahora que se yergan en vuestro poder y estén orgullosos de sí mismos. Esto no tiene nada que ver con el ego; se trata de expresar verdaderamente el esplendor de vuestra alma.

Asimismo, estamos alentándoles a que se reúnan como servidores de la luz y compartan vuestras energías. Es el momento de unirse de una manera bastante flexible y abierta. Al abrirse unos a otros, aceleran vuestro proceso de sanación. Especialmente en esta región de vuestro país las energías son muy apropiadas para este proceso de sanación. Les invitamos a que sientan esto por ustedes mismos. Sientan la energía de la Tierra conforme llega a ustedes desde la tierra debajo de vuestros pies. Ella está abierta y quiere recibirles; quiere apoyarles y proveerles de todo lo que necesiten como seres humanos. A nivel material, verán que en la Nueva Tierra las personas estarán más satisfechas con simples recursos, mas no experimentarán esto como una carencia, como un tipo de pobreza. Ellos serán más respetuosos con la Tierra y tendrán un estilo de vida más en armonía con la naturaleza. En lugar de alimentarse de cosas materiales, se satisfarán con “alimento” espiritual; se sentirán alimentados con las relaciones que tendrán consigo mismos, con la naturaleza y las demás personas.

Les invitamos a establecer un ejemplo de este estilo de vida en vuestra propia vida. Compartir vuestras energías con otros servidores de la luz les ayudará a permanecer motivados y enfocados en vuestros objetivos. Celebren juntos vuestra llegada a la Nueva Tierra. Este es nuestro mensaje de hoy. Estamos llenos de esperanza y alegría por ustedes.

© Pamela Kribbe 2012
www.jeshua.net

Título original: Your Arrival on the New Earth
Traducción y edición : Oscar Jose Salazar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.