lunes, 18 de junio de 2012

LUNA NUEVA DE CÁNCER Y SOLSTICIO DE VERANO 2012 - Por Anabel C Huertas




Sin desprendernos del podereso instante de revelación Crística por la que estamos siendo mecidos y que desde la convocatoria del plenilunio de Géminis se ha intensificado por el inconmensurable legado del tránsito de Venus, seguimos navegando una intensa corriente que significará un gran impulso en la exteriorización y manifestación de la perfección humana.
La luna nueva de Cáncer “Construyo una casa iluminada y en ella moro” al unísono con el el solsticio de verano “La puerta de los hombres” generan durante estos días una enorme posibilidad de crecimiento, que riega con auto-conocimiento los procesos y senderos que hasta ahora hemos estado gestionando sin saber muy bien cuál es su dirección definitiva.
Empezamos un camino de sendero probatorio que no es más que la gran oportunidad de comenzar a ordenar partes del puzzle que a medida que hemos ido despertando y trabajando con las fuerzas evolutivas solares de nuestro ser interno se han ido manifestando, tal vez de forma incoherente y desordenada, pero ofreciendo pinceladas y radiantes estímulos para ahondar en ellas.
La luna nueva simiente del proceso mental creativo que florece con el plenilunio nos ofrece esta vez la gran fuerza de asimilar, comprender, y aceptar definitivamente la trinidad celestial que genera el mundo dévico lunar de nuestros vehículos inferiores.
“La puerta de los hombres” se abre junto al novilunio mostrándonos esta vez la importancia de tomar esa senda iniciática hacia la comprensión de nuestras propias fuerzas, sean éstas lunares o solares, enfatizadas al máximo por la explosiva convocatoria de evolución y conciencia que derramó sobre nosotros el Tránsito de Venus.
Los cielos reflejan al unísono de nuestro revelador Ser interno un sinfín de aliadas conjunciones tan estimulantes y enriquecedoras, que iluminan poderosamente ese trayecto descendente hacia el inconsciente profundo, y desde donde la “casa iluminada” de todos nuestros vehículos, nos va a permitir comprender y desplegar la Gran Visión que nacerá en nosotros, antes que decidamos si durante el solsticio invernal, nos comprometemos con el apasionante juego de luz y expansión de este nuestro universo.
El 17 de junio la Luna, Júpiter y Venus frente a Tauro “la iluminación por excelencia” gestan la fuerza suprema para que el viaje interior e iniciático del solsticio se vea altamente potenciado por el poder magnético de la luna (velando a un poderoso emisario estelar) y el principio de expansión espiritual Júpiter.
Juntos actúan en la grandiosa acción sintética que gracias al enorme trabajo e intercambio energético de la humanidad con Venus durante su tránsito ha permitido acrecentar la cercania e influencia del Avatar de Síntesis sobre la Tierra.
Es este momento esplendoroso y radiante de luz el feliz escenario donde nuestra propia implicación empieza a revelar la grandeza del Mago Blanco, y es el primer paso de un sendero probatorio que nos permitirá empezar a medir nuestra fuerza y talento para finalmente encontrar la revelación que nos situará dentro de uno u otro grupo de almas impulsoras del proyecto Jerárquico.
La relación mística que ha acrecentado el principio de unidad vinculándonos a través de los distintos triángulos de fuerza de estos tiempos con la Jerarquia, Shamballa y el Logos Solar, sigue acelerando nuestra vibración álmica, y es desde este gran estímulo consciente, que la oportunidad de este tiempo nos abre la puerta de un recorrido personal ultra-sanador y cooperativo.
El día 21 la Luna y Mercurio (el mensajero de los Dioses) se reunen frente a Géminis revelándonos pinceladas del principio de unidad para todos los pares de opuestos, y ofreciéndonos la enorme oportunidad de gestar a través del amor Crístico especialmente acrecentado durante estos días de hacer de nuestra triáda cuerpo-sentimiento-mente un único gran ente lunar, capaz de acondicionar nuestras moléculas y celulas para desarrollar el nuevo y sutil cuerpo de una raza superlumínica.
El día 25 Luna y Marte (planeta especialmente implicado en esta era con la Tierra que intercambia fuerzas para su transmutación energética, mientras derrama su “alma guerrera” insuflándonos valor y poder para gestar los cambios) se encuentran frente a Virgo símbolo de la triple personalidad de la divinidad, “Madre-Hijo-Materia”.
Esta reunión nos permite tomar el sendero hacia el oscuro reino inconsciente acrecentando nuestra certeza sobre el poder del hombre y su origen divino, permitiéndonos así abrir e iluminar cualquier via, que en nuestra caja de pandora continua inhibiendo la perfección y sencillez de este retorno natural a nuestra verdadera Esencia.
El 27 la luna se une en conjunción a Saturno, muy cerca de Spica (Virgo) y juntos forman un enorme triángulo de fuerza que activa la conciencia de la madre cósmica, permitiéndonos proteger, nutrir y revelar, una vez sumergidos en los misterios personales aún no comprendidos o sanados, la grandiosa realidad de nuestro Ente Espiritual.
Como muchos habrán descubierto ya, en este gran tránsito hacia la realización de una nueva era, los diferentes dones y lenguajes del Alma, están emergiendo y dando muestras significiativas al mundo de la realidad dimensional y espiritual de la que formamos parte.
El trabajo consciente de estos descubrimientos obedece a la necesidad de ponerlos al servicio de un gran salto cósmico en la evolución estelar donde muchos agentes y fuerzas estan inmersos y donde la humanidad juega un papel primordial, que poco a poco se irá revelando en el orden de una Gran Verdad que generará un poderoso movimiento alquímico en la humanidad.
Sólo desde el profundo entendimiento de nuestras vias y expresiones podremos revelar y gestar la personalidad de la deidad que encarnamos como gran vehículo de manifestación de éste nuestro sistema. Sólo desde los escenarios del Amor Crístico y su gran cualidad sanadora nuestros devas lunares, ascenderán ejecutando con diligencia y sin esfuerzo la síntesis de todos nuestros escenarios materiales.
Descender la Puerta de los Hombres implica ésta vez un gran principio de compromiso y entrega con nuestra individualidad que de forma natural nos conduce a manifestar el gran poder y perfección del sinfín de agentes que iluminados por el Amor y aceptación de una “Madre” (estamos ya revelando el motor de esta nueva era de acuario sistema femenino por excelencia) es capaz de envolver a todos sus hijos (sub-personalidades, miedos, bloqueos, limitaciones) en el más profundo y restaurador movimiento evolutivo.
Son pues estos días espacios estelares donde las más grandes reuniones permiten los más pequeños y oscuros encuentros generando un nuevo principio de aceptación, amor y trascendencia que nos dotará de parte de los imprescindibles elementos, conocimientos y sabiduria que en muy poco tiempo deberemos manifestar como co-creadores del plan de Perfección de la Manifestación.
Recuerden que en el vacío, en el silencio, en la luz suprema que genera todo principio fundamental en nuestro interior, las puertas, vías y senderos emergen con amorosa aceptación y sin resistencia.
Observar (en silencio meditativo, sin intervención de la mente concreta y sus millones de cábalas) y después Amar sin más, todo aquello que nos hace  minúsculos en apariencia provocará un principio de fusión alquímica trascendetal y poderosa.
Reconózcanse, acéptense, ámense por encima de todas las cosas y habrán dado el primer paso en este sendero de probación que ahora hoyamos…y que nos permitirá percibir y sentir en muy poco tiempo, como el Amor, todo lo gesta, todo lo sana y todo lo restaura.
Namasté
Anabel.C.Huertas

1 comentario:

  1. Brillante. Gracias y feliz para ti este penúltimo Solsticio.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.